Master universitario de dificultades del aprendizaje y trastornos del lenguaje - UOC
Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Intervenciones psicopedagógicas para niños de 4 a 8 años.

Mentes Pensantes también atiende las necesidades de los más pequeñitos, niños desde el kínder hasta el segundo grado. Están dirigidos, indistintamente, a niños con o sin dificultades. Con los pequeños sin dificultades se trabaja en la prevención de éstas y el afianzamiento de sus capacidades naturales, y en los que sí presentan dificultades o trastornos de aprendizaje, en la solución y minimización de los mismos, y a su vez, la prevención de dificultades que se presentan a medida que pasan los años.



Los programas

El primero tiene en cuenta las necesidades cognitivas de edades pre-escolares, (cuatroa seis años), es un programa de estimulación de la inteligencia, razonamiento lógico y desarrollo temprano de la conciencia fonológica. Tiene el objetivo de desarrollar las capacidades viso-motrices, perceptuales, atencionales, de razonamiento lógico y conciencia fonológica, auditivas y de comprensión lectora, aportando la información y los datos necesarios para el crecimiento de las bases cognitivas que darán origen a las capacidades y habilidades futuras del niño. El segundo, dirigido a niños de seis a ocho años, es un programa para la optimización, afianzamiento e incremento de las capacidades cognitivas, perceptivas, planificativas, metacognitivas, lingüísticas, racionales, sociales y motivacionales, en el que se generan habilidades para pensar, aprender y aplicarlas a la solución de problemas cotidianos, ya sean escolares, personales o de interacción social. (Más detalles en www.mentespensantes.com)



Observaciones generales

En ambos se tiene en cuenta el síndrome de "falta de atención", el cual es uno de los problemas más habituales en el contexto escolar y que dificulta seriamente el aprendizaje. La intervención psicopedagógica es totalmente lúdica, a través de materiales con elevados componentes visuales, (importados del exterior los cuales semejan ser juegos), se van reforzando las diferentes áreas que requiere el paciente, potencializando sus fortalezas y minimizando sus



debilidades. Ambos programas ponen de manifiesto el favorable desarrollo que se puede conseguir en las habilidades, capacidades, operaciones, factores y procesos que constituyen las siete inteligencias. Además de las inteligencia múltiples, se trabaja en potencializar las habilidades para pensar y aprender y aplicarlas a la solución de problemas cotidianos de diversa naturaleza ya sean escolares, personales o de interacción social, también están incluidos contenidos de las operaciones, procesos, estrategias y habilidades que forman parte del funcionamiento cognitivo general del niño, integrando además, el constructo de inteligencia social como habilidad para la interacción. En resumen, el objetivo final es construir buenas bases para que los largos años de estudio que el niño tiene por delante no sean traumáticos y sean afrontados con éxito. "Cuanto más cuidamos de un retoño, más grande, recto y fuerte será el árbol". La inteligencia es una sola, repartida en siete a la vez, ¿difícil de trabajar? No, por el contrario son conexiones para formar una gran inteligencia, la cual a partir de ahora, Mentes Pensantes puede ayudar a construir en su hijo.



Para niños con o sin dificultades de aprendizaje

"Mi hijo está en desnivel con el resto del grupo", "presenta conflictos de socialización", "no escribe al mismo ritmo que los compañeros", "se desconcentra muy fácilmente", "lee silábicamente o por letras", "confunde letras", etc. Estas preocupaciones aunque no siempre indican que el niño tenga dificultades serias, pueden ser una alerta temprana sobre alguna dificultad cognitiva o de aprendizaje. En Mentes Pensantes se trabaja en la solución y prevención de trastornos de aprendizaje, a través de profesionales traídos especialmente del exterior, perfectamente preparados para atender casos de hiperkinesia, dislexia, agnosia digital dislalia, disartria, asomatognosia, discalculia, deficiencias de percepción visual o auditiva, rotacismo, disfasia, hiperactividad y TDA (trastorno de déficit de atención), en todas sus modalidades, es decir: TDA-H, (trastorno de déficit de atención con hiperactividad), TDA-I, (con impulsividad) y TDA combinado, (con hiperactividad e impulsividad), e incluso casos de agenesia callosa. En Mentes Pensantes, se solucionan, sin medicamentos, más del 90 por ciento de las dificultades o trastornos de aprendizaje de grado moderado que presentan los niños de esa edad.

http://www.elcolombiano.com
24/02/2009

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada